Carmita Guix

Carmita Guix

Al habla con…     CARMITA GUIX

Licenciada en Psicología. Profesora en Enseñanza Secundaria. Especialista en atención a la diversidad. Orientadora Familiar. Está casada y es madre de familia numerosa.

Además de moderadora del FERT, su condición de docente la hacen idónea para abordar multitud de temas dentro del ámbito de la educación.

¿Qué te llevó a la Orientación Familiar? ¿Cómo fueron tus inicios?

Había realizado algunos cursos con mi marido. Nos gustaba la temática que se iba desarrollando y además lo pasamos muy bien. Especialmente en uno de los cursos hicimos muy buenos amigos, e incluso ahora, aunque los hijos ya han terminado el colegio, nos seguimos viendo y nos tenemos mucha confianza.

En mis inicios me apoyé mucho en algunos moderadores expertos y me resultó de gran ayuda contar con sus opiniones y con su amistad.

Aunque has moderado sesiones en distintos programas, básicamente lo has hecho en “Preadolescentes” .En relación con la actuación de los padres ¿Qué destacarías en esta etapa educativa?

Es fácil que los padres todavía no sean muy conscientes de los cambios que se están iniciando en sus hijos y que de un modo u otro afectarán al ambiente familiar. De todos modos creo que en general son muy receptivos y saben que tendrán que estar abiertos a posibles cambios. Insistimos en que los padres hablen, observen su situación, marquen pautas conjuntamente y estén muy dispuestos a escuchar.

Por tu formación académica y trayectoria profesional has impartido conferencias y dirigido sesiones de Orientación Familiar relacionadas con los conflictos psicológicos en niños; sobreprotección, dificultades en el  aprendizaje y otros trastornos. ¿Cuál deber ser la actitud de los padres con hijos en esta situación?

Es importante que siempre se tenga en cuenta de manera objetiva la “historia” del niño: qué características personales tiene, en qué situación se encuentra ahora, cómo ha sido su evolución, su entorno, si ha estado bien atendido ó quizá se le ha sobreprotegido, qué tipo de valores le han rodeado, sus fracasos y sus triunfos, etc. También hay que pensar cuál es nuestra postura como padres hacia él: ¿le aceptamos?, ¿le rechazamos?, ¿estamos cansados?, ¿no conseguimos ponernos de acuerdo? A partir de las respuestas a cuestiones de este tipo veremos cómo tendremos que empezar a trabajar para enfocar la situación.

¿Y en el caso de las típica celotipia entre hermanos?

A pesar de que cada caso es distinto, siempre deberíamos empezar  por mostrar nuestro cariño a ese niño que está sufriendo. Ver si quizá le comparamos, si nuestra atención a sus cosas se ha reducido, si le valoramos en lo que tiene de positivo, si sabemos comprender sus dificultades… Eso no implica que se le tenga que consentir todo; hay que seguir manteniendo el difícil equilibrio entre exigencia y cariño. Procuremos mirarle de manera selectiva; esto significa que a veces habrá que hacer como si no hubiéramos visto tanto para no reforzar más los comportamientos negativos como para evitar situaciones de enfrentamientos innecesarios.

En distintas ocasiones has participado como tertuliana en nuestro programa “Paraules d´amor”. ¿Qué destacarías de esta experiencia?

Que se crea un clima muy agradable por el interés que los temas suscitan en los tertulianos. Cada uno trata de aportar lo que sabe y lo que cree que es mejor para aquella situación. De lo que dice uno surgen comentarios de otro, y así se va enriqueciendo el tema.

¿ Què razones darías a unos padres con hijos en edad escolar para que participaran en un COF?

Para mí es muy importante saber qué nos espera y pensar qué haríamos en esa situación. Quizá pensamos que eso no nos pasará porque es algo que no nos gusta, que no es bueno, que nos asusta. Pero nuestros hijos son como los demás y están igualmente expuestos a que les pueda pasar de todo. La mejor forma de ayudarles es estando preparados para saber escucharles, para saber actuar nosotros de la manera más adecuada.

También es muy enriquecedor escuchar qué dicen los otros padres participantes. Hay gente sensata, hay gente experta, hay gente creativa y te puede ayudar mucho ver qué harían ellos en esa situación.