Matrimonio Castro-Gil

Matrimonio Castro-Gil

Albert  y Lourdes están casados desde hace 21 años y son padres de 4 hijos.  Son participantes y Jefes de Equipo de los cursos de Orientación Familiar desde hace muchos años.

Asistieron por primera vez al Estiu Diferent en La Molina, en 2004 y desde entonces no han faltado ni un solo verano a esta iniciativa de vacaciones familiares impulsada por la Asociación FERT.

 ¿Cómo conocisteis el Estiu Diferent (ED)?

Conocimos el ED a través de la revista del FERT en el 2004. Lo vio Lourdes y tras comentarlo juntos, nos animamos y ¡ya llevamos 13 años! En este tiempo hemos conocido mucha gente y hemos hecho muchos amigos, tanto nosotros como nuestros hijos. Han sido unos años muy bien aprovechados

 A modo de síntesis, ¿en qué consiste?

Estiu Diferent es una iniciativa para disfrutar de las vacaciones con otras familias que tienen inquietudes similares a las nuestras en la educación de los hijos. El uso del tiempo libre está repartido entre deportes, actividades al aire libre, formación y convivencia.

 ¿En qué medida la organización del Estiu Diferent interfiere en la vida familiar de vuestros hijos?

Normalmente se dedican las mañanas a realizar actividades al aire libre. Aquí merece la pena hablar de las excursiones por alta montaña, con sus paisajes espectaculares. Dentro de éstas, cabe destacar la subida al Garmo Negro (3.000 metros) y la ruta desde Canfranc a Formigal andando por montaña totalmente deshabitada.  El barranquismo ha sido también una actividad estrella que por nuestra cuenta jamás hubiéramos realizado pero en grupo es muy divertido y atractivo.

 ¿Es difícil conseguir que los hijos quieran repetir en una nueva edición del Estiu Diferent?

El ED nos da la oportunidad de hacer vacaciones con toda la familia, en un entorno agradable y lleno de posibilidades. Hay actividades de formación para los padres (cursos de orientación familiar, cine forum y conferencias) con el apoyo de los monitores que se hacen cargo de los niños durante la duración de aquellas. Esos chicos y chicas que, de forma voluntaria, se ocupan de los más pequeños constituyen una pieza clave en el Estiu Diferent ya que permiten que los padres tengan tiempo para ellos.  No obstante, cada familia se organiza su propia forma de vivir el ED,  sin dejar la responsabilidad de la educación de los hijos a terceros.

 ¿Qué argumentos aportaríais para animar a otras familias, que aún no lo conocen, a inscribirse para el próximo verano?

Para nosotros es una actividad que gusta a todos los miembros de la familia. Desde los mayores, que pasan a desempeñar el rol de monitores, a los más pequeños. Cada uno tiene su ambiente y amigos que les motiva a repetir cada año. Vemos cómo los hijos, tanto los nuestros como los de las otras familias, hacen un grupo muy cohesionado y tienen mucho en común. Es normal que, aparte de las excursiones y salidas en grupo, aprovechen sus ratos libres para relacionarse y hacer actividades por su cuenta (piscina, dar una vuelta, deportes etc).

 El  Estiu Diferent es una gran solución, para muchas necesidades de las familias actuales, a la hora de pasar el verano en un entorno natural y con opciones a realizar actividades en común con otras familias.  En la mayoría de los casos se puede disfrutar de la realización de deportes y excursiones que en el caso de estar la familia aislada no realizaría.  Además, cada verano hay variación de excursiones y salidas por lo que se mantiene la emoción de hacer cosas nuevas sin caer en el riesgo de repetir siempre lo mismo. También hay que añadir la comodidad que supone para los matrimonios alojarse en un hotel a pensión completa sin preocupaciones por la limpieza y las comidas. Todo esto a un precio muy económico. Hay que tener en cuenta el alto índice de “fidelidad” al Estiu Diferent de las familias lo cual nos ayuda a sentirnos como en casa al conocernos casi todos.