Remando juntos, en Albacete

En Albacete (170.000 habitantes, “el Nueva York de La Mancha”, según Azorín) la orientación familiar existe desde mediados de los 70 del pasado siglo. Como nadie es profeta en su tierra, en estos casi 50 años, orientadores y padres de familia experimentados de otras tierras han sido ponentes de nuestros Programas de Educación Familiar (PREF), enseñándonos a educar a nuestros hijos, a valorar nuestros matrimonios y a disfrutar de nuestros amigos.  Expertos que llegan desde Valencia, Alicante, Murcia, Madrid. Y desde Barcelona: el FERT ocupa un lugar especial en nuestra pequeña historia. Estamos a más de 500 kilómetros. Pero desde 1996 (con un “Primeros pasos” inolvidable que vino a presentar Chema Postigo y cerró Josep Argemí, ¡casi nada!) prácticamente cada año hay unos cuantos locos que vienen del FERT a impartir algún curso de orientación familiar. Se sorprenden de que acudamos a las sesiones 40, 50, y alguna vez hasta 60 matrimonios a aprender pasándolo bien. De acuerdo, 90 ó 100 personas en la sala no es lo idóneo para desarrollar el método del caso. Pero lo mejor es enemigo de lo bueno.

La orientación familiar es el oxígeno de nuestras familias, y si respiramos sano mejoraremos nuestro entorno y cambiaremos nuestra pequeña sociedad manchega. Por eso luchamos para que nuestros cursos sean atractivos. La gente repite y transmite su experiencia y los COF se siguen llenando (¡cuántos matrimonios se habrán salvado gracias a lo que aquí se dice!). Y, claro, a quien viene de fuera a explicarnos cómo amar y cómo educar, a esos matrimonios ejemplares que “pierden” con nosotros sus fines de semana, hay que mimarlos. Paseamos, hablamos, comemos, nos acabamos haciendo amigos. Amigos de verdad, porque nos queremos y compartimos cosas, y reímos y lloramos juntos (y rezamos por Esther, y nos alegramos con Pilar, tenemos siempre presente a Inma, y nos encomendamos a Chema…). En fin, que surgen historias de amistad auténtica que se entrelazan y hacen la vida más plena.

En 2018 unas cuantas sesiones del “Remando juntos” suenan con acento catalán en una sala repleta del Colegio de Aparejadores de Albacete. 54 matrimonios pasamos parte del sábado por la tarde aprendiendo y disfrutando. Así se hace la orientación familiar por aquí.

Familia Casas-Gómez

Coordinadores de la Orientación Familiar en Albacete

© FERT 2005. Todos los derechos reservados. Información Legal