2ª sesión de PAMOF

El pasado 25 de febrero tuvo lugar la 2ª sesión del programa PAMOF, para moderadores del FERT. En la primera parte, Catherine L’Ecuyer impartió una conferencia con el título: El Apego.

El resumen de su exposición fue que en educación muchas veces “La calidad no es más importante que la cantidad”. Esta frase resume muy bien la “Teoría del apego”, que tuvimos oportunidad de escuchar de Catherine.

A través de ella nos explica la importancia de dar a los niños la oportunidad de establecer un vínculo de confianza atendiendo sus necesidades con prontitud, Por eso es necesario estar presentes y disponibles, especialmente durante sus primeros 18 meses de vida.

Esta teoría nace gracias a una serie de investigaciones que pusieron de manifiesto la importancia del vínculo que los niños establecen con sus padres. Este vínculo depende fundamentalmente de la sensibilidad y capacidad de respuesta del adulto. Es un vínculo de confianza necesario para el correcto desarrollo de la personalidad del niño y que le permitirá adquirir un modelo de “funcionamiento interno” que le será útil en su modo de percibir el mundo y sus futuras relaciones personales.

Los distintos tipos de apego que se desarrollen -inseguro, evasivo o seguro- provocarán distintas actitudes frente al entorno y a las personas. El niño que desarrolle un apego inseguro, mostrará menos interés por explorar el mundo que le rodea, llorará más con la madre y se resistirá al contacto físico. Asimismo un niño con apego evasivo desarrollará actitudes de desinterés respecto al entorno y de manipulación e indiferencia ante la presencia de la madre y extraños. Por el contrario, el niño con apego seguro confiará en el entorno, tendrá más interés por explorar, por descubrir cosas nuevas y también confiará más en las personas desarrollando una mayor empatía con niños y adultos.

Así pues, es importante fomentar el apego seguro, la autoestima y el vínculo de confianza, que facilitarán y prepararán el camino hacia la autonomía y la obediencia, permitiendo que nuestros niños sean más felices, más competentes y más creativos.

A continuación intervino Mónica Larruy, directora de la Escola Infantil La Farga y miembro de la junta directiva del FERT.  Mónica explicó la relación e importancia entre comunicación y vínculo afectivo tomando como referencia La artesanía de la comunicación de Isabel Farré. Comprender y hablar es un proceso que debe darse de forma natural. Sin embargo, últimamente se observa en las escuelas infantiles que muchos niños lo viven como un proceso arduo y lleno de dificultades.

Para hablar, los niños necesitan que comuniquemos las palabras envueltas de todo nuestro lenguaje corporal, afectivo y emocional, y a la vez que con nuestra inteligencia.  Por ello, una condición indispensable en la que se basa la posibilidad de comunicarse bien es la presencia del vínculo afectivo.

Para poder construirlo, es necesaria una actitud de disponibilidad, apertura y aceptación personal. Y el niño lo capta porque ve que le queremos, que le aceptamos cómo es, que confiamos en sus posibilidades y que respetamos su ritmo.

 La coherencia entre lo que siento, pienso, digo y la actitud de proximidad hacia el niño, es necesaria cuando estamos con ellos. De este modo se crea la complicidad necesaria para favorecer la comunicación y el diálogo, en la vida familiar, que es donde se dan  los momentos comunicativos por excelencia.

Por tanto, favorecer una actitud de diálogo significa crear un clima donde es natural recibir y dar, donde el niño se siente mirado, escuchado, seguro y activo.

En la segunda parte del Pamof, la directora del programa de Adolescencia explicó las modificaciones que se han hecho en el programa ya que ha pasado de 11 a 8 sesiones. El nuevo programa tiene tres casos nuevos y todas las notas técnicas revisadas y adaptadas a la nueva distribución.

© FERT 2005. Todos los derechos reservados. Información Legal